Maternidad, Mi diario

¿Eres madre musulmana y vives en Barcelona?

Busco mamis en Barcelonamadre musulmana, blog islam, mama bloguera

Salam, hago un llamamiento para encontrar mamis. Madres musulmanas que quieran reunirse con otras mamis y sus hijos para pasar ratos agradables y para hacer crecer el circulo y educar en “tribu”.

¿Por qué Madre musulmana?

Sencillamente porque compartimos muchos puntos de vista básicos en la educaron de nuestros hijos y porque decimos mucho alhamdolilah (gracias a Dios) 🙂 es broma, cualquier madre es bienvenida, pero teniendo en cuenta la cantidad y variedad de oferta que hay de talleres, grupos de crianza, eventos…  que hay, entiendo que si no eres musulmana, quizá este tipo de quedada bajo el marco del islam, no te aporta.

Eso sí, no importa si eres catalana, marroquí, española, rusa, inglesa…

Si te gustaría tener un espacio en el que pasar un rato con tus hijos y tus bebés charlando con otras mamis, compartiendo experiencias sobre crianza, maternidad, lactancia… comenta aquí para que pueda enviarte un email con la info o si lo prefieres, rellena el formulario, y déjame tus datos.

Si sabes de alguna mami que le pueda interesar etiquétala por favor.

Zona de Barcelona y cercanías.

Maternidad

Cosas que he aprendido sobre la Maternidad

Salam,

Como madre Musulmana, quiero compartir ciertas cosas que he aprendido sobre la Maternidad, cosas que me han parecido interesantes o que me han sorprendido. Como siempre, insisto es que únicamente mi opinión y visión totalmente personal y circunstancial ya que cada crianza es única y diferente.

consejos de madre musulmana

Atender al llanto del bebé le hace ser más seguro e inteligente

Nunca me planteé dejarlo llorar. Desde que llegó he atendido cada llanto, entendiendo que detrás de él hay una necesidad, ya sea hambre, sueño o sencillamente querer los brazos de mamá. Lo que me fascinó fue leer que el hecho de coger al bebé cuando llora, no solo no es malo para él sino que es beneficioso.
El hecho de que el bebé sienta que sus padres o cuidadores responden a sus llantos hace que poco a poco vaya sintiéndose confiado y seguro. De este modo puede concentrarse en aprender ya que sabe que sus necesidades siempre estarán cubiertas.

Los bebés que lloran y lloran y ser atendidos, claro que tarde o temprano dejan de llorar pero no porque entiendan el “castigo” sino porque entienden y asumen que por mucho que lloren, nadie va a atender sus necesidades así qué ¿para que llorar si nadie va a entenderme? Bastante triste ¿no?

Los estudios demuestran que los cuidadores que responden a las necesidades del bebé, evitando que entre en angustia estarán ayudando a que el bebe sea mas independiente (Stein and Newcomb 1994)

 

Horas de sueño que desaparecen

Casi todas hemos oído como gran consejo antes de tener al bebé “duerme mucho” que cuando llega el pequeño necesita muchos cuidados y las noches suelen ser largas (tomas a menudo, cambios de pañal) Recuerdo que los primeros días, el sueño era algo insoportable, necesitaba hacer mini siestas cuando el bebé dormía durante el día, pero con el paso de los días, gracias a Dios el cuerpo se acostumbra a dormir poco y no necesitas más.

 

Sólo un 2% de madres no pueden amamantar a sus bebes

Todas conocemos las maravillas de leche materna y sabemos también lo juzgada que está. La OMS (organización mundial de la salud) recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y a partir de ahí mantenerla combinada con otros alimentos.
La Hipogalactia es lo que se conoce como falta de leche materna, puede ser transitoria (cesáreas, problemas hormonales…)o permanente.

Lo curioso es que la permanente solamente la sufren un 2% de las mujeres mientras que el % de mujeres que creen que no pueden o eso les hacen creer es mayor.

Me sorprende que algo tan bueno para el bebé, demostrado científicamente ,tenga a pesar de todo tanta controversia.

Añadir que la leche materna contiene altas dosis de triptófano, un componente que favorece que el niño se duerma antes y tenga un sueño mejor.

 

El ciclo del sueño es evolutivo

Otra cosa que me gustó aprender en “Dormir sin lagrimas” de Rosa Jove es que el proceso del sueño es evolutivo.
Hay que aprender a dormir y eso requiere tiempo, es un proceso.

Me gustó entender que los bebés recién nacidos, cuando cierran los ojos entran directamente en fase REM y se quedan profundamente dormidos. A medida que crecen necesitan las fases previas del sueño para llegar a fase REM, en el libro explica cómo muchas veces los padres a medida que pasan las semanas creen que van para atrás en vez de aprender y mejorar ya que el bebé que se queda dormido al instante ahora necesita tiempo, silencio, en definitiva..ayuda.

¿Que cosas o datos curiosos os han sorprendido sobre la maternidad?

Fuentes: http://albalactanciamaterna.org/

Y “Somos la Leche” de Alba Padró

Maternidad

Los 3 mitos erróneos sobre la maternidad

Dichos populares sobre la maternidad

Maternidad en el islam

Asalamu Aleikum,

Hoy inauguro sección ¡que ilusión! Cada vez que he inaugurado un espacio nuevo en el que poder compartir cosas con vosotras me llena de felicidad y este… especialmente.

Inaugurarlo implica: nueva sección y que pertenezco al colectivo de “mamis” así que estoy doblemente feliz 🙂

En este espacio compartiré mi visión de la educación, crianza y maternidad así como del embarazo.

Espero que os guste y que participéis aportando ideas y opciones para todas podamos mejorar con la ayuda de otras.

Dicho esto, y dado por inaugurada la sección, vamos al lío.

Como veis en el titulo, hablo de lo que para mi han sido estos mitos erróneos, obviamente desde mi punto de vista. Quizá no tanto erróneos sino…mal enfocados. Os cuento.




 

Mito 1

“Cuándo seas madre lo entenderás”

Pues no, hay cosas que entiendo y comparto y cosas que no. Discrepo bastante con este dicho popular entre madres. Cada mujer es única y diferente y a su vez lo es su embarazo y maternidad.

Cuando fui madre pensé que me embriagaría este sentimiento de entender a las madres pero lo que en realidad pensé fue…  ¿cómo sé lo que siente cada madre? Obviamente pertenecemos a un mismo colectivo, y eso nos da semejanzas, pero de ahí a pensar que sentimos lo mismo… lo mismo que… ¿qué madre? La madre superprotectora, la liberal, la que está en casa cuidando de sus hijos, la que contrata a alguien para que lo haga …? ¿a quién de ellas?

Afirmar esto sería como afirmar que cuando alguien se casa entiende a todos los matrimonios. Obviamente no es así.

 

Mito 2

«Disfruta mucho de tu bebé que crece muy rápido y no te enterarás»

Doy gracias a Dios cada día por poder estar con mi bebé todo el día, cuidando de él y atendiendo sus necesidades. A pesar de estar con él todo el tiempo, veo como crece, lo veo a diario, cada día algo nuevo. Cada hora, cada rato, cada día veo como crece….

En ningún momento tengo la sensación de no enterarme, más bien todo lo contrario.

Lo que sí siento, es una gran admiración por cómo Dios crea a los seres humanos, su diario desarrollo es tan fascinante que asusta a la vez que emociona. Creo, que mi raciocinio como ser humano, en el fondo no alcanza a asumir tal perfección y tal desarrollo de la creación.

Este fascinante sentimiento, hace que a pesar de ver cada día como crece, mi cerebro no es capaz de asimilarlo con la misma rapidez.

 

Mito 3

«Claro ahora haces esto porque tienes uno, con dos no lo harías»

Pues no o si.

No creo que cambie nada en una mujer cuando pasa de tener un hijo a tener dos, o tres…

Creo que una mujer, una madre es capaz de dar amor incondicional a todos sus hijos, el amor se duplica y crece.

Para mi la maternidad y paternidad (porque es un trabajo en equipo) consiste en dar a nuestros hijos lo mejor de nosotros mismos como seres humanos, como padres. Es decir para mi ser una buena madre no pasa por cogerle mas o menos, pasear más o menos… pasa por darle lo mejor de mi en cada momento para que pueda crecer y desarrollarse con seguridad.

Lo que para mi marca la diferencia, es que esto de “dar lo mejor de mi” según el momento, la situación, la circunstancia… puede ser hacer una cosa u otra.

En un momento dado, dar lo mejor de mí puede ser tener a mi pequeño conmigo y en otra situación de la vida, dar lo mejor de mi y pensar en lo mejor para él puede ser dejarlo con alguien por motivos X (ya sea hablando del mismo niño u de otro, no creo que eso sea cambiar de opinión sino adaptarse a cada situación)

¿Me explico? No creo que haya un patrón que define lo que es “hacer lo mejor para nuestros hijos” creo que eso va totalmente determinado por las necesidades del niño, el momento, la circunstancia…

Por eso, y volviendo a lo anterior, si una está  dando lo mejor de si, pensando en satisfacer las necesidades de sus hijos creo que eso es hacer lo correcto. Sin importar que hoy se portee y mañana se use carrito o viceversa.

Y vosotras ¿qué opináis de estos mitos?

Me encantaría conocer vuestra opinión 🙂