Maternidad, Mi diario

¿Eres madre musulmana y vives en Barcelona?

Busco mamis en Barcelonamadre musulmana, blog islam, mama bloguera

Salam, hago un llamamiento para encontrar mamis. Madres musulmanas que quieran reunirse con otras mamis y sus hijos para pasar ratos agradables y para hacer crecer el circulo y educar en “tribu”.

¿Por qué Madre musulmana?

Sencillamente porque compartimos muchos puntos de vista básicos en la educaron de nuestros hijos y porque decimos mucho alhamdolilah (gracias a Dios) 🙂 es broma, cualquier madre es bienvenida, pero teniendo en cuenta la cantidad y variedad de oferta que hay de talleres, grupos de crianza, eventos…  que hay, entiendo que si no eres musulmana, quizá este tipo de quedada bajo el marco del islam, no te aporta.

Eso sí, no importa si eres catalana, marroquí, española, rusa, inglesa…

Si te gustaría tener un espacio en el que pasar un rato con tus hijos y tus bebés charlando con otras mamis, compartiendo experiencias sobre crianza, maternidad, lactancia… comenta aquí para que pueda enviarte un email con la info o si lo prefieres, rellena el formulario, y déjame tus datos.

Si sabes de alguna mami que le pueda interesar etiquétala por favor.

Zona de Barcelona y cercanías.

Maternidad

Viajar con niños, diario de una madre musulmana

blog musulmana, viajar con niñosSalam,

Viajar con niños puede ser divertido o un dolorcillo de cabeza. Dependerá de que edad tenga el bebé, de cómo sea, de si el trayecto es largo o corto y el método de transporte elegido para viajar.

Volar con bebés

La experiencia que quiero compartir con vosotras por si os sirve de ayuda es sobre viajar en avión con bebés.

Obviamente me baso en mi propia experiencia. Os cuento

Viaje preparado

Justo cuando cumplió los dos meses decidimos viajar para que el pequeño conociera a su familia. Era un viaje no muy largo, un par de horitas en avión y después un recorrido más largo en coche.

Lo cierto es que a pesar de que el trayecto en coche era más largo que el vuelo no pensé mucho en ello. La ventaja de ir en coche es que puedes para cuando quieras, hacer pausas…

Preparé su bolsita para el vuelo. Obviamente, esto dependerá también de la edad del bebé, el mío como era muy pequeño obviamente no tenía snacks, ni siquiera juegos. Si que me llevé algún juguete sencillo que le gustaba por los colores y el tacto pero iba en la maleta porque sabía que no lo iba a usar, siendo tan pequeño si necesitaba distraerle bastaría “cualquier” cosita de bolsa: paquete de kleenex, toallita de algodón…

He leído que para cuando viajas con niños más mayores y más si el viaje es largo, es recomendable llevar algo que sea el factor sorpresa. Por ejemplo si llevas sándwich y sus libros y colores favoritos, llévate también algún dulce y algún juguetito nuevo. El factor sorpresa va bien para alargar la paciencia del niño cuando ya se ha cansado de hablar, de jugar…

Bolsa de bebé

Como os decía en mi bolso había pañales, cremita, ropa de recambio por si acaso de manchaba, kleenex, toallitas, mantita para el vuelo y mini toallitas de algodón para limpiar cualquier babita o lo que sea.

En el aeropuerto: Trato especial por ser una Familia

– La primera alegría fue al ir a facturar la maleta. Nosotros íbamos con vueling: la aerolínea de viaje low cost y ellos tienen un mostrador de facturación especial para familias con niños. Así que hicimos una cola diferente a la habitual que era más rápida y estaba repleta de niños de todas las edades con lo que nadie echaba miradas asesinas a ningún niño, más bien eran miradas de complicidad.

– La segunda buena noticia fue el acceso al control ya que también hay un control de seguridad a parte para las familias con niños (esto obviamente fue en el aeropuerto, concretamente en el de Barcelona, es decir para todas las compañías aéreas)

– Puedes pasar el control con botellas de agua, zumo… ¡que alegría! Como sabéis no está permitido pasar agua ni botellas de líquido por el control así que una vez de dentro te toca pagar un sueldo por una botella de agua. En este caso, para tema agua biberones o snacks de niños no te ponen ningún problema.

El cochecito pudimos tenerlo con nosotros hasta justo hasta el momento de sentarnos, antes de entrar al avión.

Lo recogen ahí y ellos mismos lo bajan con las maletas. Algo que me pareció muy practico ya que como sabéis se suele facturar un horita o dos horitas antes así que poder disponer del carrito por si el bebe quiere dormir en él o lo que sea es genial (sin ningún coste, viajar con el cochecito no tuvo ningún coste)

En el avión

Una vez sentada te traen un mini cinturón que es muy fácil de poner ya que va unido al tuyo.

Como madre musulmana que soy le recé en cuanto nos sentamos.

Me preocupaba un poco el tema de los oídos ya que en bebés pequeños se aconseja que esten succionando en el despeje y aterrizaje para evitar que se les tapen los oídos. Yo no lo conseguí ni en la ida ni en la vuelta porque se quedó muy dormido pero fue todo bien gracias a Dios

En cuanto a la recogida del carrito dependerá del aeropuerto. En el aeropuerto de llegada, el carrito llegó en la misma cinta que las maletas; en cambio cuando llegamos a Barcelona, el carrito salió por la cinta de objetos especiales.

En carrito llegó bien tanto a la ida como a la vuelta pero aseguraros de que quede bien plegado, La experiencia fue agradable y tranquila gracias a Dios.

Por cierto, a pesar de que el bebé no ocupa asiento y viaja encima de los papis compartiendo asiento, hay que pagar su billete. Es mucho más económico (la mitad que el nuestro) en concepto de gastos de gestión.

Y vosotras ¿tenéis algún consejo a compartir para viajar con bebés o con niños? dejarme vuestros comentarios en el Blog así lo podrán leer todas las Mamis musulmanas.