Mi definición de paciencia va totalmente vinculada al Islam.

Asalamu Aleikum,la paciencia en el islam

Paciencia, que palabra tan bonita, a veces tan larga, tan frágil,…

Hoy quiero dedicarle un post a la paciencia. Recientemente he hablado de ella con una amiga y hace poco una hermana me dejó un comentario en el que también la mencionaba.

Si pudiera describir a mi manera lo que es paciencia, lo que yo aprendido que es, sin duda mi definición de paciencia va totalmente vinculada al Islam.

Tengo que confesaros con el corazón abierto, que antes de abrazar el Islam ni siquiera conocía de la existencia de esta palabra; hablando exageradamente claro, es decir estaba a años luz de que formara parte de mi vida pero gracias a Dios está y muy presente.

¿Por qué la paciencia va vinculada al Islam?

Porque no concibo la paciencia sin esperanza, sin fe en Dios. Además creo que va de la mano del agradecimiento. Vamos por partes.

¿Qué es para mi la paciencia?

Desde mi punto de vista, la paciencia es una dulce espera, una dulce espera sin queja. Que sea dulce para mi es vital y es lo que hace que sea paciencia, si no es dulce si lleva queja o enfado no es paciencia más bien es espera incluso resignación en algunos casos.

¿Porque la vincúlo con el agradecimiento?

Por que si agradezco todo lo que tengo, podré ser paciente para esperar a que llegan cosas mejores, sino soy agradecido siempre estaré esperando que lleguen esas cosas para hacerme feliz.

De la teoría a la práctica

En primer lugar, deciros que en algunas ocasiones de mi vida he tenido que ser muy paciente, por eso puedo hablar de ello pero quiero puntualizar que cualquier estado profundo o de difícil acceso requise tiempo y práctica.

Así que para conseguir ser paciente toca impacientarse y darse cuenta para reconducirse y así una y otra vez…

Tips para poner en práctica la paciencia

Voy a daros algunos tips para poner en práctica la paciencia.

No todos servirán para el mismo estado de paciencia. A veces necesitamos paciencia porque algo bueno está por llegar y queremos que sea ya, o quizá estamos pasando un mal momento y necesitamos esa paciencia para que llegan días mejores. A veces tenemos algún familiar pasándolo mal o enfermo y queremos que mejore cuanto antes, otras veces necesitamos paciencia para no ponernos nerviosos o enfadarnos…

– En primer lugar agradecer lo que tenemos. Esa es la clave de la paciencia. Si realmente nos sentimos agradecidos de corazón sentiremos que todo lo que esperamos o queremos viene “ de más a más a más” eso nos hará ser más pacientes. Eso es aplicable a muchos tipos de paciencia.

Antes de perder la paciencia por alguna situación inconcreto, agradece y piensa cuanta gente quisiera estar en tu situación y poder quejarse. Por ejemplo, si pierdes la paciencia con algún hijo, con tu madre… piensa cuantas personas ya no tienen a sus madres o no tienen hijos.

– Si puedo hacer algo para conseguir mi objetivo lo hago, si no está en mis manos rezo y lo aparco. Con aparcarlo no digo olvidarlo. A veces queremos algo que no sabemos si va a venir o no, es por ello que tenerlo en mente es un desgaste innecesario, lo dejo en manos de Dios y ¡ a otra cosa!

Paciente es vivir feliz no dejar que pase el día como si nada. Imagínate que supieras que hoy es el último día de tu vida. Seguro que sabes lo que harías, ¿verdad? Pues hazlo

– Lo que pasa es voluntad de Dios así que alhamdolilah. Puede ser que pasemos por algo que no nos gusta pero Dios sabe más. Recordar también que a veces con las cosas malas como enfermedades Dios purifica nuestra alma y en otras ocasiones un mal nos salva de otro mal mayor.

-El Profeta (P y P) dice:

عماد: قال رسول الله صلى الله عليه وسلم : ( إذا غضب أحدكم وهو قائم فليجلس ، فإن ذهب عنه الغضب وإلا فليضطجع ) .
La traducción aproximada sería: “Si alguien se enfada y está de pie, que se siente, se le irá la ira sino que se estire (que se tumbe)”

“Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Allah sabe, mientras que vosotro no”

Corán 2:216

 


 

 

“Se os responderá mientras no os impacienteis y digáis: “Rogué a Dios y no me respondió””

El Profeta (P y B)

 


 

 

“El hombre fuerte no es el que mejor lucha sino el que se controla en los momentos de ira”

El Profeta (P y B)

 


 

“Y por cierto que os probaré con algo de temor, hambre, pérdida de bienes, vidas y frutos. Pero albricia a los pacientes [que recibiran una hermosa recompensa]

Corán 2:155

 

Y vosotras ¿cómo gestionáis la paciencia?

 

Deja un comentario