El Profeta Muhammad (B y P)

Primera parte: Biografía

Blog musulmana española

“Y no te hemos enviado sino como Misericordia para todos los mundos”

Corán 107:21

Asalamu Aleikum hermanas 🙂

Hoy hace un día lluvioso y por fin comparto este articulo con vosotras, que en realidad, es un poco distinto al resto… os cuento…

Este articulo, está abierto desde que empecé el blog, mi documento Word bajo el titulo de “El Profeta Muhammad” se ha ido abriendo prácticamente a diario: ahora escribo una frase, ahora la borro, esta frase no me termina de convencer como está escrita… y así desde los inicios del Blog.

Me da mucho, muchísimo respeto hablar del Profeta (B y P), hasta tal punto que no he sido capaz de escribir nada; todo me parecía poco y no he sido capaz de encontrar las palabras adecuadas.

Pero claro, mi Blog no podía estar completo sin artículos dedicados al Profeta (Salla Allahu alahi wa sallam) así que he tomado medidas… he dedicado compartir algunas líneas sobre la biografía Ilustrada del Profeta Muhammad. B y P

Es decir, son fragmentos sacados del libro de la “Biografía Ilustrada del Profeta Muhammad”

Sin más os dejo con su Biografía;

El Profeta Muhammad (B y P) ¿Quién era?

Hijo de Abdul-lah, hijo de Abdu-l-muttâlib (la ascendencia llega hasta el Profeta Ismael, hijo del Profeta Abraham)

De la familia Bani-Hâshim (bani-Hâshim pertenecía a la tribu de los Quraish, una tribu de alto rango en Arabia)

Nació en la Meca, en la península de Arabia (actualmente en la Arabia Saudita) el 22 de abril del año 570DC y falleció a los 63 años en junio del año 632 DC. Murió en la ciudad de Medina ( a unos 450km al norte de la Meca)

No tenía hermanos. Su padre murió antes de que naciera. Su madre lo envió fuera de la ciudad a los dos años para que lo amamantara una nodriza llamada Halîma. esta práctica era muy habitual en la tradición del mundo árabe .

Vivió con su madre Amina hasta que falleció, después con su abuelo y cuando falleció que el Profeta ( B y P) tenía unos 8 años vivió con su tío paterno Abu-Tâlib

Muhammad era analfabeto, no sabía ni leer ni escribir.

Hasta los 20 años fue pastor, según narraciones veraces tenía solo 12 años cuando hizo su primera ruta hacia Siria con su tío. A los 20 años trabajó como mercader o comerciante, era conocido por su fidelidad, integridad y honestidad. En poco tiempo se ganó el título de <<As-sâdiqui-l-mîn>> <<el sincero y el fidedigno>>

Cuando tenía 40 años, Muhammad recibió la revelación divina y se dedicó el resto de su vida a transmitir el mensaje de Dios.

Estuvo casado durante 25 años con Jadiya Bint Juwailid, era una mujer viuda y respetada en su comunidad. Aunque Jadiya tenía 15 años mas que el Muhammad, ambos provenían de una clase social parecida dentro de la comunidad. La diferencia de edad no fue un obstáculo para construir un armónico matrimonio que duró 25 años, hasta que Jadiya murió a los 65 años. Muhammad se volvió a casar sólo después de que Jadiya falleciera. Tuvieron 4 hijas y dos hijos que murieron a los 3 y 4 años de edad.

Muhammad solía pasar tiempo con su familia, ayudaba a su mujer y cuidaba de sus hijos.

En algunas ocasiones describía a su esposa Jadiya como a la mejor mujer de sus tiempos igual que María –madre de Jesús- lo fue de los suyos.

 

¿Cómo era?

Era un árabe de noble linaje, de aspecto luminoso. Era un poco más alto que la media, de complexión fuerte. Su vientre nunca sobresalió del perfil de su torso.

Solía andar con paso firme y animado, levantando siempre los pies del suelo.

Sus compañeros le describían como una persona de aspecto agradable, frente prominente, una nariz aguileña y respingona, largas pestañas , ojos grandes y negros, una dentadura bonita y una sonrisa afable. Tenía el pelo ligeramente rizado y una barba espesa.

Los compañeros del profeta decían que tenía un carácter amigable que irradiaba mucha luz y que , parecía la luna llena.

 

Su carácter

Muhammad estaba siempre alegre, era tranquilo y fácil de contentar. No hablaba fuerte y no decía obscenidades. No reprochaba nada a nadie pero tampoco se decía en elogios.

 

Su modo de hablar

Muhammad hablaba lo justo, y cuando lo hacía iba al grano y sin rodeos. Era un excelente comunicador, ni se extendía en sus palabras y era demasiado escueto.. Cuando quería subrayar algo, solía repetirlo hasta 3 veces.

Solía mantener los sentimientos bajo control. Cuando se molestaba, solía darse la vuelta o guardar silencio.

 

¿Cómo se relacionaba con la gente?

Muhammad era el primero en saludar a los demás y no retiraba su mano hasta que la otra persona lo hubiera hecho primero.

Si alguien le veía de forma inesperada, le mostraba su admiración y le saludaba con una reverencia. Y quienquiera que tratara con él o estuviese emparentado con él, le amaba. Era amable por naturaleza. No era grosero ni se mostraba altivo con nadie.

Cuando miraba a la gente, lo hacía de frente. Cuando alguien le llamaba, no giraba solamente su rostro sino todo su cuerpo para dedicarle así toda su atención.

Cuando se acercaba a algún grupo, se sentaba en el sitio más cercano disponible. Ordenó a sus compañeros que siguieran esta práctica. A aquellos que se quedaban sentados cerca de él les dedicaba la parte de atención proporcional para evitar levantar envidias con respecto de los que quedaban mas alejados de él. Nadie gozaba de sitios fijos reservados. Era justo con sus compañeros y su gente. Sólo se distinguían unos de otros mediante la virtud y la devoción hacia Dios.

 

Su modo de vida

Todo lo hacía con moderación, sin excesos ni contrariedades. Nunca criticaba la comida o la bebida que le había sido preparada o servida, pero tampoco se deshacía en elogios.

Cuando estaba en casa solía dividir su tiempo en 3 partes: una dedicada a Dios, otra dedicada a su familia y otra dedicada a sí mismo.

Había declarado ilegal tanto para sí mismo como para su familia aceptar nada de la gente en concepto de Zaqat o sadaqa (formas de caridad).

Muhammad dijo: “¿De que me sirven las cosas mundanas? Mi relación con este mundo es como la de un viajero que se para durante un tiempo a descansar a la sombra de un árbol y luego sigue con su camino”

Espero que os haya gustado

Gracias por leerme 🙂

Shukran

Deja un comentario